martes, 23 de mayo de 2006

Busca tu sitio

Tienes tu sitio; no es cualquier sitio, es uno solo; es un lugar en el que te sientes feliz y fuerte de un modo natural. El que no es tu sitio es tu enemigo. Tu sitio te da fuerza y en él te sientes sin fatiga; tu sitio te limpia y restaura. El enemigo te debilita. Estando en tu sitio rechazas todo lo dañino. Si no te mueves de él ganas la batalla por tu alma.

2 comentarios:

  1. Vaya! Me gustan las reflexiones de éste tu blog...
    He pasado por casualidad y el tema de "busca tu sitio" me tocó especialmente, ya que esa es mi duda sin resolver desde hace ya un tiempo. Yo todavía no he conseguido encontrarlo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, amiga/o ¿? Lo del sitio es un asunto físico: un lugar en que te sientes con fuerza, al cual gustas de volver para recargar tu energía; es cosa de hacer la prueba hasta que de pronto te das cuenta de que ése es tu sitio, que desde allí las cosas son distintas y hay algo, talvez una palabra, que anida en ti, echa raíces y hace que tus relatos cobren una fuerza que antes no tenían. Saludos. Gonzalo.

    ResponderEliminar