miércoles, 13 de febrero de 2008

Dos mundos

Lo que decimos y lo que no podemos decir: ¿sólo límites de lenguaje? ¿dos mundos? Una cosa me parece evidente: aplicar al mundo del silencio las descripciones de los mundos del lenguaje no nos permite decir lo indecible. Sin embargo, lo hemos intentado siempre: desde los mitos hasta los fundamentalismos. ¿Y si dejamos ambos mundos aparte?

5 comentarios:

  1. Hay lugares donde nada más que el silencio llega.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Dejar ambos mundos aparte, no los desvanece, sino que los fuerza a reaparecer con más ímpetu.
    Tal vez, lo que estás buscando se encuentre en su misma fusión, es decir, cuando el lenguaje que ha sido capaz de interpretar lo esencial, pierde la motivación de la palabra limitada para entrar en el absoluto silencio de lo que ya pudo ser expresado.
    Porque lo que no podemos decir, es la trascendencia de lo que sí podemos decir.

    No sé. Pensalo vos mejor...

    Saludos
    aon
    .

    ResponderEliminar
  3. Gracias, amigo. Puede que por ahí vaya la cosa... Saludos.

    ResponderEliminar
  4. el silencio no divide ni hace diferencia, que para el hombre es la más importante ciencia.

    y pocos se le animan.
    un abrazo, gonzalo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Leandro. Te correspondo.

    ResponderEliminar