lunes, 26 de noviembre de 2007

De dónde eres y dónde estás

Los caminos espirituales hacen una diferencia entre un universo en el cual estás – sin pertenecer a él – y otro al cual perteneces. La diferencia está clara en el camino del Tao – por ejemplo – y la encontraremos en todos los grandes maestros de la vida espiritual. El evangelio de Juan opone claramente el “mundo” y el “reino de dios” diciendo que los discípulos de Jesús están en el mundo pero que no son de él: una clara muestra de las enseñanzas espirituales de una época que anticipa el hermetismo y la gnosis. El universo al cual perteneces es el que te da la fuerza en y por la palabra (ver el cuarto evangelio en los capítulos del “discurso de despedida”). El universo en el que estás es tu mundo de todos los días, que has de vivir con la pericia del guerrero para no sucumbir (ver la primera tetralogía de “Las enseñanzas de don Juan”) Mantente consciente de tu universo de pertenencia y desaparecerá para ti el mal, el dolor, la enfermedad: solo tendrás tu luz; y desde ése tu mundo actúa como guerrero en tu universo de presencia.

2 comentarios:

  1. Una analogía sorprendente entre las enseñanzas de D. Juan y el evangelio.

    Siempre te estaré agradecido por este remanso de paz y pensamiento que es tu blog.

    Abrazos, ya me suscribí a Tendencias 21.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, amigo. Lo que pasa es que todo lo que sube, converge. G.

    ResponderEliminar