lunes, 22 de septiembre de 2008

Correr 1

Pertenezco a ese grupo de corredores - que se ven por todos lados - que corremos por el gusto de correr. Nuestra especialidad: distancias largas despacio; hablamos de "LSD" por "Long Slow Distance" y porque esa afición es una suerte de droga que nos llena de paz y alegría de vivir. Un amigo español habla del "Zen del correr". Cuando pasamos más allá de "la muralla" y entramos a "la zona", todo va, y va, y va... No competimos, y si sentimos que otro corredor trata de adelantarnos, lo dejamos pasar con un saludo. Somos aficionados a las estadísticas, no de cuántas victorias y registros de velocidad tenemos, sino que de las distancias corridas, y con quienes, y por dónde. Desde nuestras estadísticas podemos decir cosas increíbles. Por ejemplo, las estadísticas mías dicen que doy una vuelta al mundo cada 22 años, que la primera vuelta la terminé en 1982, la segunda en 2004 y que ahora estoy en la tercera que cumpliré en 2026 (¿a los 96 años?) Me gustan mis estadísticas.

4 comentarios:

  1. jaja

    que alegre tu forma de correr, me gusta

    hablas de la muralla y de la zona como si pasaras a otro estado .. es eso lo que quieres decir??

    saludos!

    ResponderEliminar
  2. Así es, amigo. Y nota que es una experiencia de la que suelen hablar solo los corredores de distancias largas: los velocistas no la tienen. Saludos. Gonzalo.

    ResponderEliminar
  3. Conozco ese estado de paz al que se suele llegar al pasar los 40 minutos. Vive en él un equilibrio exquisito.

    Yo en el 2006 creo que pasé los 1200 Kms. (fue mi mejor marca en un año) pero lo suyo es admirable.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. En mi otro comentario explico cómo fue.

    ResponderEliminar