domingo, 9 de octubre de 2005

Tu sitio

Hay solo un punto en el que eres fuerte, solo una línea que es la tuya, solo un camino que tiene corazón para tí: ése es tu sitio. Si te sales de él, te pones al alcance de tu lado oscuro; te debilitas; tu camino pierde su corazón. Manténte en tu sitio, busca tu sitio, recupera tu sitio. Es uno solo: no dos ni más; no puedes hacer cualquier cosa en cualquier parte; no puedes ser lo que eres en cualquier lugar ni desde cualquier ángulo. Porque solo en tu sitio tu centro coincide con el centro del Todo.

7 comentarios:

  1. ¿Como es posible encontrar nuestro sitio? ¿Como sabes tu que estas en tu sitio y en tu camino correcto?

    ResponderEliminar
  2. No esperes que sea tu razón la que te lo diga: suele equivocarse. Es tu cuerpo el que te lo dirá. Un czamino con corazón te hace feliz; el sitio correcto te da fuerza. Escucha tu cuerpo y sus señales.

    ResponderEliminar
  3. Me he referido a este mismo tema comentando en un post posterior... Y he seguido leyendo este blog tan interesante. Teniendo en cuenta que mi sitio ha sido variable toda mi vida (mi primer cambio fue a los 4 años y ésta es la sexta ciudad donde resido, a mis 32, a razón de 4-5 años en cada lugar) en estos momentos me es imposible encontrar una referencia aparte de mí misma, y no lo veo tan claro cuando vivo en una ciudad donde me resulta muy complicado establecer lazos con las personas de mi alrededor. Me he cuestionado muchas veces si es que son particularidades del lugar (muy pequeño, con poca variedad tanto de personas como de eventos culturales) o es que son particularidades mías (me interesa lo nuevo y diferente y mis ambiciones culturales son variadas y preferentes sobre otros tipos de diversión) lo que hace que no me sienta a gusto aquí. Llega un momento en que dudo de si es mi sitio donde se encuentran "los míos" o el sitio correcto lo hace cada cual según su actitud hacia el mismo. ¿Podrías por favor extenderte algo más en el tema? Me gustaría tener una buena conversación acerca de ésto y otros temas de tu blog, aunque me da reparo meterme sin querer en un tipo de consultorio paicológico debido a ello. Saludos desde Andorra

    ResponderEliminar
  4. Es un gusto conversar contigo y con quienes se interesen en estos temas. Mi experiencia es algo diferente a la tuya. He viajado mucho, pero sin mucho cambio de residencia estable, y generalmente he vivido en lugares amplios, de preferencia en el campo. He tratado de encontrar un "sitio" en lugares en los que he estado por más tiempo, pero me ha sido difícil: siempre siento que mi sitio está aquí, en este mismo lugar en el que te estoy escribiendo, en uyna zona rural cerca de Santiago, Chile. Desde mi experiencia, lo de encontrar el sitio de cada cual no es un asunto de sicología, sino que de manejo energético. Para ello me ayudan dos prácticas que vengo desarrollando desde hace muchos años: el Yoga y la carrera aeróbica de distancias largas. Eso me ha dado - por así decirlo - una cierta "sensibilidad" para captar situaciones energéticas. Pasando a otro tema: en Septiembre/Octubre pensamos hacer el Camino de Santiago, mi señora y yo... si tenemos los fondos necesarios; te invito. Saludos y sigamos conversando. Gonzalo.

    ResponderEliminar
  5. Querida Loreto: cuando estés en tu sitio, lo sabrás. Tu cuerpo te lo dirá. Un abrazo. Gonzalo.

    ResponderEliminar
  6. Por desgracia en esos meses estoy trabajando y no podré. Espero que disfrutéis de la ruta tú y tu Compañera, he oído que es un camino muy interesante tanto en lo cultural como en lo personal y me gustaría hacerlo, si puedo, en bicicleta... más adelante.
    Acerca de esa sensibilidad que mencionas, no he podido hallarla aún con el lugar, pero gracias a mis experiencias sí la tengo algo más afilada con las personas o con el clima que crea un grupo de personas. Ya tengo más claro que hace unos años quienes pueden estar en disposición de ser "mi gente" o mi ambiente, supongo que la cuestión con el lugar se me irá dando mejor en poco tiempo. Jaja, me recuerda un poco a lo de "sigue jugando" de los concursos...
    Creo que al final eso es tan sencillo y tan complicado a la vez como saber quién soy y qué deseo para mi vida, no crees?
    Un saludo. Ana

    ResponderEliminar
  7. En realidad, amiga Ana, la cosa es a la vez sencilla y difícil: todo está en hacer que la razón se mezcle lo menos posible. Como te dije en mi respuesta por correl, me ha extrañado muy favorablemente que tu blog sea bilingüe en griego. Es una lengua que cultivo con cariño, aunque no me manejo en griego moderno.Tengo - sí - familiaridad con textos griegos antiguos, desde Homero... Saludos. Gonzalo.

    ResponderEliminar