martes, 29 de mayo de 2007

Alquimia de las palabras

A propósito de VITRIOL y de algunos comentarios: lo que hacemos en los blogs es alquimia de las palabras: las vamos restregando unas contra otras para que salte la luz. Vean el siguiente texto de Platón en su Carta VII. Es un texto que ya les mostré alguna vez, pero en estas cosas de la alquimia las cosas se hacen una y mil veces: “Hay, sin embargo, una cosa que puedo decir en lo que se refiere a quienes han escrito o escribirán pretendiendo saber el objeto de mi esfuerzo - ya sea que lo hayan escuchado de mí, o de otros, o encontrado por ellos mismos – y es que les es imposible, en mi humilde opinión, entender nada de eso. Por lo menos no hay sobre esto ningún escrito mío y no es previsible que lo haya nunca. Es algo que no se deja expresar en palabras, como otros conocimientos; solamente después de una familiaridad prolongada, una verdadera vida en común, de pronto – como al nacer la llama se enciende una claridad – aparece en el alma y en lo sucesivo se nutre a sí mismo” (Carta VII 7.341c). “Cuando se han restregado unos contra otros factores, nombres, definiciones, imágenes y sensaciones, cuando se los ha probado en discusiones benévolas y sin poner ningún énfasis ni en las preguntas ni en las respuestas, de pronto se produce, con gran trabajo, un trazo de luz, se concibe y comprende el objeto estudiado, si, por lo menos, uno ha estirado sus fuerzas tanto como le es posible al hombre.” (Carta VII, 7.344b). La Carta VII la escribió Platón a sus amigos de Siracusa en 353 o 352, cinco años antes de morir a los 80.

8 comentarios:

  1. No había pensado en eso de "alquimia" de las palabras, aún cuando no me es nuevo el poder del "verbo".
    Pensaré sobre ello.

    ResponderEliminar
  2. Tú eres un importante referente en esto de las palabras, amigo Guardafaro: basta entrar a tu blog. El uso que haces de ellas es instrumental: para decir lo que quieres decir, y lo haces de maravilla. Pero hay también otra dimensión, que es aquélla a la que se refiere Platón en los textos que transcribí, y que se inscribe en la larga tradición helenística que llega a la gnosis. Se dice que hay palabras que están "henchidas de obras" y que son semillas que germinan en tí. Para eso debemos restregarlas unas contra otras, hasta que salte la luz. Es lo que he querido decir en este postal Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa e ilustrativa la cita Gonzalo. A pesar de mi anodino pero sofocante trabajo me siento un poco alquimista.

    Gracias y abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Ciertamente que lo eres, amigo Goathemala, y en gran medida.

    ResponderEliminar
  5. A propósito de la cita de Platón a la que se refiere Goathemala, y a su postal sobre las elecciones en España y los discursos de los políticos, hago notar que la experiencia a que se refiere Platón en su Carta VII es muy semejante: durante largo tiempo se había esforzado por introducir en la filosofía a Dionisio (tirano de Siracusa) y su entorno político, y queda decepcionado por el menosprecio de las palabras por parte de los políticos en general, que hablan y hablan sin que su discurso los comprometa en acciones: sus palabras no están "henchidas de acciones". El filósofo - dice Platón - restriega las palabras unas contra otras para que salte la luz. Dice que éso es lo que él ha hecho en su vida. Comenta la decepción que le ha causado su intento de acercar a la filosofía a los políticos, y dice que no volvería a intentarlo, a pesar de que sus amigos de Siracusa le piden que vuelva. Se encontró con ellos en los Juegos Olímpicos y comentaron ese asunto. Es una carta de una extraordinaria actualidad temática. En lo personal he tenido una experiencia idéntica con gente política de Chile.

    ResponderEliminar
  6. me ha gustado mucho, esa forma de expresar como de las palabras puede surgir la luz, la relacción con los blogs,la tristeza de Platon, parece que somos siempre los mismos, y seguimos estando preocupados, o entristecidos por las mismas cosas, muy bonito.

    ResponderEliminar
  7. Ha mucho tiempo que leí el texto que constituye la postal...aunque recuerdo bien las circunstancias...efectivamente,al igual que el pintor de antaño mezclaba elementos para hallar los colores y tonos de sus cuadros hay que saber o tener química para que las palabras expresen todo aquello que queremos decir y arrojen luz sobre nuestro pensamiento para acercarlo al otro...del roce de las palabras nacen discusiones y del roce de las discusiones,ideas y opiniones,opiniones progresivas que abren los ojos y las mentes
    un fuerte abrazo desde la madrugada española

    ResponderEliminar
  8. Saludos también poara ti, amigo Max.

    ResponderEliminar