sábado, 4 de noviembre de 2006

Aprendizaje

Todo aprendizaje es seminal y propedéutico: lo logras solamente cuando lo dejas atrás creando tu propio saber y hacer.

2 comentarios:

  1. Sembrar una simiente y esperar que acabe siendo fruto.

    Amigo Gonzalo, sus frases cortas y contundentes me tienen mucho más tiempo pensando del que me toca leerlas. Su blog ya es un compañero de camino en mi discurrir vital.
    Reciba un fuerte abrazo y todo lo mejor.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente yo también creo que todo deja su poso,se podría decir que solo el saber que pasamos por el tamiz de todo lo aprendido por nosotros es verdadero saber nuestro,es nuestro y nos es útil en el momento en que lo aprehendemos.
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar