martes, 28 de noviembre de 2006

Integridad

Una amiga me ha sugerido que diga algo acerca de lo que puede ser la “integridad” como actitud de vida: vean su comentario en mi postal anterior. Me parece que con ese término nos referimos a una forma de vida que refleje lo que somos, sin dobleces ni compromisos que no se originen en nuestro ser auténtico. Diría que esa expresión se equivale con la que emplea don Juan (el de Carlos Castaneda) cuando enseña que vivir como guerrero es la mejor forma de vivir, y que la característica del guerrero es su “impecabilidad”. Agrega que la impecabilidad es el uso adecuado de la energía, y que para ello debemos practicar el abandono, la frialdad y la audacia. Con esta práctica acabamos con nuestra importancia personal y nuestra energía se recanaliza. Hay algunos postales míos anteriores sobre las “enseñanzas de don Juan”: los encontrarán si hacen una búsqueda interna por “Castaneda”.

2 comentarios:

  1. Anónimo1:11 p. m.

    Muy interesante. Realizaré esa búsqueda porque sospecho que confundo integridad y asertividad.
    Totalmente de acuerdo con lo que dice sobre el trabajo manual en el siguiente post.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Para mi es un modo de vida y debe ser una aspiración vital.El ser íntegro es efectivamente crear una serie de valores personales,humanos y por qué no humanistas y vivir conforme a ellos
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar