lunes, 13 de noviembre de 2006

Del conocimiento como revelación

Llamamos “conocimiento” al proceso por el cual nuestra conciencia construye descripciones en su interacción con un medio que ella misma distingue como tal. A esas descripciones y continuidades de descripciones llamamos “realidad”. En ellas, esa distante realidad – inasible en sí misma – se nos aparece en múltiples parcialidades, siempre cambiantes: se nos revela. El conocimiento es – así – una revelación en permanente proceso, una “apocalipsis”, una des-velación de lo velado y oculto que – por mucho que se nos revele – sigue inasible y convocándonos a nuevas revelaciones.

4 comentarios:

  1. Querido Gonzalo este brillante texto parece una adaptación a nuestra cambiante contemporaneidad de la mayeútica socrática, inspirada, como sabe, en la figura de la comadrona.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. El conocer y aprender entran en mi psiquis pero caen en un pozo sin fondo, no hay cantidad que pueda colmarlo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:38 p. m.

    Llegué a tu orilla, desde otra orilla. Un paseo por tus playas, impregnándome del aroma de tus olas.
    Noxeus vive en el Mediterráneo, en su orilla occidental y desde allí te saludo.

    Pensé que como los hijos, el conocimiento no es nuestro. Solo nos lo prestan un tiempo. Importante debe ser como lo devolvemos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Desde las orillas de Circe, la maga que retuvo a Odiseo durante siete años? También de saludo, desde las orillas del Pacífico sur. Gonzalo.

    ResponderEliminar