jueves, 2 de noviembre de 2006

Reflexión de día de difuntos

Vivimos tan poco… apenas tenemos tiempo de ser bondadosos y complacientes con todo el mundo. El resto es tontería.

2 comentarios:

  1. Me recordó un dicho vulgar que tenemos aquí: la vida es como la escalera de un gallinero, corta y llena de mierda.
    Disculpe.

    La esencia es estar "cómodos" con uno mismo y que lo que entendemos por comodidad no moleste a nadie. Después transmitir un poco de esa comodidad a la gente que nos rodea. Creo que nunca es tarde para esa tarea.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. También podemos dejar de lado la mierda... Gonzalo.

    ResponderEliminar