viernes, 15 de diciembre de 2006

Lógica difusa

Mi postal anterior acerca de un "orden plegado" apunta a la necesidad de una racionalidad diferente de aquélla a la que estamos acostumbrados, como bien se ha dicho en los comentarios. Desde una lógica binaria (si/no) o "de tercero excluído" no es posible abarcar una visión hologramática de lo real; requerimos un acercamiento dialógico o "de tercero incluido", en el que los márgenes entre lo uno y lo otro se hacen difusos. No es algo del otro mundo: lo difuso está siempre presente en nuestra vida; ¿cuándo comienza la vejez? ¿qué signfica ser alto o bajo de estatura? la amistad, el amor, la poesía... todo lo mejor de lo nuestro se mueve en zonas de contornos difusos, en las que aún no termina lo primero cuando ya comienza lo que viene. En el curso de la Universidad de Málaga cuyo nexo he colocado en el título de este postal encontrarán una buena introducción a la lógica difusa.

3 comentarios:

  1. Me gustan mucho estos últimos comentarios porque encuentran y definen una veta muy fructifera.
    Los contornos difusos nos rodean y es cierto que para la racionalidad y la ciencia son desdeñados casi siempre, como si pertenecieran a una etapa primigenia de la evolución humana. ¿No cree?

    ResponderEliminar
  2. Así es. La cosa está en cómo trabajar con esos nuevos conceptos de modo que podamos entender mejor y más ampliamente nuestros mundos y a nosotros mismos y enriquecer nuestras relaciones.

    ResponderEliminar
  3. Es ciertamente apasionante Gonzalo. Abre muchas vías.

    Buen fin de semana, me despido porque acostumbro a olvidar las computadoras en ellos.

    Saludos.

    ResponderEliminar